Activación de Productos de Microsoft mediante servicio KMS

KMS-8Antiguamente, los técnicos de los servicios TIC se echaban (nos echábamos) a temblar cuando había que desplegar en el parque informático una nueva versión de sistema operativo o de suite ofimática de Microsoft.

Es verdad que con el Directorio Activo de Microsoft se simplifican muchas tareas, pero una que seguía resistiéndose es la de la activación de los sistemas Windows y los paquetes de Office.

Los que hayáis instalado algún sistema operativo de Microsoft o suite Microsoft Office, os habréis encontrado en algún paso del proceso con que hay que insertar un número de serie que indique que el producto se está instalando con licencia. Para un particular que instala uno, dos o pocos sistemas, y una, dos o pocas copias de Office, quizás no resulte molesto, teniendo en cuenta que en el caso de particulares, se debe añadir un número de licencia diferente por cada instalación diferente, pero imagina si tienes que repetir el proceso en N instalaciones, siendo N un número alto. Se vuelve inmanejable y, cuando menos, tedioso.

En el caso de los entornos corporativos, Microsoft trabaja con las Licencias por Volumen, y dentro de estas licencias por volumen, se puede trabajar con 2 tipos de claves o números de serie, MAK o KMS.

¿Qué es una clave MAK?

MAK significa Multiple Activation Key. Tu empresa compra digamos, 100 licencias para sistemas operativos Windows de escritorio (Windows 7, Windows 8/8.1 o Windows 10 -nótese que Vista lo omito intencionadamente…-), así que el responsable o responsables acceden al Centro de Licenciamiento por Volumen de Microsoft y consigue/n la clave MAK que permitirá activar ‘uno a uno’ cada uno de los sistemas Windows, necesitando introducir en cada instalación esta clave, que activará el producto.

Ya nos vamos dando cuenta de un problema que tienen estas claves:

  • Necesitamos introducirla en cada máquina individualmente.
  • Si la clave cae en las manos equivocadas, nos dejan sin licencias.

Para facilitar la labor al departamento TI, Microsoft proporciona el servicio KMS.

¿Qué es KMS?

KMS significa Key Management Service, y es un servicio de publicación automática de licencias de Microsoft, capaz de servir licencias para sistemas operativos (Windows 7, Windows 8/8.1, Windows 10, Windows Server 2008/2008 R2 y Windows Server 2012/2012 R2) y para Office (2010, 2013 y 2016).

Este servicio funciona de algún modo como un servicio de DHCP (Dynamic Host Configuration Protocol, o asignación dinámica de direcciones IP para quien no lo conozca), ya que es capaz de servir licencias para activar los productos anteriores, licencias que están activas durante un cierto tiempo (que suele ser de 180 días), y que requiere que el cliente periódicamente contacte con el servidor para ‘renovar’ la licencia.

Se apoya en el servicio de DNS (Domain Name System), que es el servicio que traduce nombres del tipo www.uma.es a la dirección IP del servidor que alberga dicho dominio, ya que el tráfico no viaja por la red con los nombres de los servidores, sino con las direcciones IP (vamos a dejarlo ahí, que nos liamos… 😉 ).

El servicio de protección de software de los sistemas Windows anteriormente citados preguntan al servidor DNS (o servidores DNS) que tengan configurado por un registro especial que identifica al servidor en el que se hospeda el servicio KMS, y una vez identificado, contactan con el mismo para activar el producto o para renovar la licencia que ya tuvieran.

Las ventajas del servicio KMS son claras:

  • Las máquinas se activan automáticamente, sin intervención del usuario, ni de técnicos. Sólo deben estar conectadas a la red corporativa.
  • Se hace un uso racional de las licencias. Después de un determinado periodo de tiempo, las licencias de las máquinas que no han conectado durante dicho periodo son liberadas, pudiendo ser reutilizadas (de ahí mi comparación con el servicio DHCP).

 

¿Tiene la UMA el servicio KMS desplegado?

Sí, el servicio ATDI del SCI tiene desplegado actualmente un primer servidor KMS, con Windows Server 2008 R2, que va a ser sustituido en breve por otro, con Windows Server 2012 R2, que ya está en Preproducción, y el motivo es que hay problemas reconocidos por Microsoft con servidores KMS sobre Windows Server 2008 R2, que no pueden distribuir simultáneamente licencias de Office 2013 y Office 2016, incidencia que ya ha sido solventada en el servicio KMS montado sobre Windows Server 2012 R2, y del que soy actualmente el responsable.

Esto ha sido una visión muy ‘ligera’ del servicio KMS. Espero que te haya sido útil la entrada o, al menos, ilustrativa 😉

Share and Enjoy:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Yahoo! Buzz
  • Twitter
  • Google Bookmarks